Schiavo, Oppel y Kowaliska frente a las mujeres cándidas

La historia del arte está llena de representaciones de rostros y cuerpos femeninos, de mujeres de mirada pérdida que están pero no son, que están pero no hacen… Así lo podemos constatar en el siguiente montaje, obra de Philip Scott Johnson:

Y de primera mano constaté también esta idea hace algunos ideas en la Pinacoteca de Salerno (Italia). Allí tuve la oportunidad de confrontar algunas obras de Olga Schiavo (La sonata a memoria, Riposo), de Lisel Oppel (Raccolta delle olive, Raccoglitrici di olive) y de Irene Kowaliska (Il mercato di Salerno) con obras de Pasquale Avallone como Lo specchio Segrete speranze, entre otros muchos pintores varones. Así, mientras las mujeres retratadas por ellos bajan la mirada o se reflejan emborronadas en un espejo mientras esperan no sabemos muy bien qué (igual que sucede tan tristemente a menudo en el cine), en los cuadros de Schiavo, Oppel o Kowaliska las mujeres miran de frente y buscan su destino, tocan el piano, recogen aceitunas o venden fruta y pescado en el mercado, es decir, hacen cosas y protagonizan la acción, no la espera de la misma.

No he podido encontrar muchos de estos cuadros, pero aquí os dejo algunos.

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: